1/2/14

Nada hay que no sepamos.



Los días de invierno pasan oscuros y fríos, pasan deprisa como deprisa viene la noche en ellos.
Pero es el necesario descanso ante la luz ardiente que nos espera.
El infinito reloj gira una y mil veces haciendo de la vida un contínuo volver a vivir, que nos envuelve en su manto de normalidad diversa.
Éstas parecen palabras y sólo palabras, pero no, no lo son.
La vida es sabia y empecinadamente nos propone unas experiencias para el aprendizaje.
Nos introduce una y otra vez en caminos que nos obligan a crecer, nos ayudan a seguir nuestro camino de aprendizaje, nuestro destino...parece.
Nos vemos abocados a seguir ese camino que aparece una y otra vez ante nosotros.
Estos días de invierno ponen a prueba nuestra fuerza, nuestra capacidad para crecer al enfrentarnos al helador presente.
Pero sólo es la forma con la que el destino nos prepara para la gloria.  

4 comentarios:

  1. Anónimo5/2/14 19:40

    Maravilloso grito a la vida y a ese incesante deambular entre caminos y muros que nos vamos encontrando, ese viaje a nosotros mismos donde encontrar el valor y las fuerzas necesarias, para seguir adelante aprendiendo y creciendo…

    Decirte que vengo a disfrutarte, a mandarte un beso, y a dejarte mi nuevo enlace de blog, ya que he cancelado los anteriores;

    ginebra-mavieenlettres.blogspot.com

    Sabes que será un placer contar con tu presencia allí ;-)

    Feliz tarde! Muacksss!!

    ResponderEliminar
  2. Es siempre un placer leerte, eres maestra de vida.
    Gracias por tus palabras.Estoy en un constante descubrir de gentes, lugares y de...mí mismo; y por ello algo más alejado de esta ventana.
    Te sigo. ¡Besos muy fuertes!

    ResponderEliminar
  3. Tienes mucha razón, la vida nos enseña a crecer y a adquirir paciencia. Todo pasa, así como también pasa el invierno.
    Vengo del blog de Eliz y me ha encantado leerte.
    Mis saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rayén, cada uno parece que tenemos un camino marcado, y es la vida la que nos pone pruebas para crecer.
      Hay quien dice que el camino que parece ser externo, lo creamos nosostros.Es nuestro comportamiento el que configura nuestro destino, una premisa conlleva una salida determinada en el juego de la vida.

      Besos.

      Eliminar

Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...